LA HERMANA PERLA

02.06.2020

RESEÑA

Voy a empezar esta reseña diciéndoos que os recomiendo la lectura de esta novela, por estar tan bien documentada como las anteriores y tener ese ritmo ágil y absorbente que te atrapa sin remedio y consigue que no seas capaz de apartar los ojos del libro.

Y no solo os recomiendo su lectura, sino que la hagáis en el orden de publicación. Si bien es cierto que podríais no hacerlo y no pasaría nada, puesto que cada historia es independiente de la anterior y posterior al estar centrada en una hermana, la trama del presente evoluciona a la par de las demás. Por ejemplo, el tercer libro está dedicado a Star, cuya historia y descubrimiento personal sobre sus orígenes marcará no solo su evolución sino la de aquella de sus hermanas a la que siempre se ha sentido más unida: CeCé. Y esto nos llevará a La hermana sombra.

La carta y las coordenadas que le dejó su padre llevarán a CeCe a Australia, y a una historia paralela, ocurrida 100 años antes y que a mí particularmente me ha resultado fascinante. La parte mala de esto: que, al contrario que en las anteriores entregas de la saga, para mí la parte pasada ha tenido mucho más peso e implicación que la presente. No ha habido equilibrio como en las demás novelas.

Por lo demás, y a pesar de que parece que la historia de CeCé tarda más en arrancar (antes de llegar a Australia hace una parada en Tailandia, donde mantendrá una fugaz relación con un misterioso desconocido), tened paciencia, incluso ese enigmático encuentro romántico marcará la evolución personal de CeCé. Todo a su tiempo.

La ambientación de la novela y sus escenarios, tanto pasados como presentes, magníficos. Como en todos los libros de la saga. Los personajes y los guiños históricos también continúan en esta entrega y enriquecen mucho la lectura. Lo dicho, recomendable. Más que eso. No dejéis escapar esta saga.