EL SECRETO DEL AGUA

05.05.2022

OPINIÓN PERSONAL-POR MERCEDES MILLÁN

Este último libro de la saga me ha gustado muchísimo. Muy bien documentado, una gran lección de historia. Los capítulos son cortos, al igual que en los anteriores, lo que hace que se lea muy rápido. Además se puede leer perfectamente sin haber leído los dos anteriores, aunque mi recomendación es que leáis la saga completa. En esta última parte encontramos a los personajes más maduros, sabiendo lo que quieren y, sobre todo, aceptando el lugar que ocupan en la familia, así como el papel que se les otorga para que perdure la estirpe familiar. En definitiva, un libro muy recomendable, repleto de aventuras y amor.

SINOPSIS

Quizás te extrañes de que una saga pueda iniciarse en su última parte. El caso es que el tiempo no es precisamente lineal y, como esta lectura trata sobre viajes intertemporales, casi todo es posible. Al menos, es lo que piensa la protagonista de la saga: Diana. En esta parte de la trama, la chica es una experimentada viajera del tiempo, pero no siempre fue así. Hace algunos años ni siquiera sospechaba que, desde el sótano de su casa familiar, se podía viajar a doce tiempos diferentes, doce épocas tras las cuales algunos miembros de su familia coexistían en una confluencia de destinos entrelazados. En esta parte de la historia, Diana, una joven que nació en 1990, vive con sus ascendientes en 1814. Te preguntarás cómo llegó a esta situación. En realidad, la primera vez que la protagonista se vio envuelta en un viaje intertemporal, tenía la misión de evitar la muerte de gran parte de sus antepasados durante la Guerra de la Independencia contra Francia. Sin embargo, en el siglo XIX encontró algo más que un pasado por modificar; Samuel, un joven cercano a sus ascendientes, logró despertar en ella sentimientos inesperados. De este modo, la protagonista cambió las comodidades del siglo XXI por una existencia junto al amor de su vida. Transcurridos seis años, tras uno de los espejos intertemporales, los acontecimientos no se están desarrollando como deberían y algunos parientes vuelven a encontrarse en peligro. Con la finalidad de salvaguardar la estirpe, la protagonista deberá traspasar los espejos del tiempo para trasladarse hacia una época decisiva: la Guerra Civil Española. Sin embargo, este no será su único viaje; un futuro sorprendente revelará el mayor de los misterios. Mientras su familia del siglo XIX sufre los estragos del Sexenio Absolutista, Diana descubrirá el verdadero origen del secreto que esconde la casa familiar: el Secreto del Agua. ¿Logrará sus propósitos? ¿Qué parientes la aguardarán tras otro tiempo? ¿Averiguará qué fenómeno hace posible los viajes intertemporales? ¿Y si encontrara el origen de todo? Todas estas cuestiones y algunas más se resolverán en esta tercera entrega de Diario de una Viajera en el Tiempo.