A LA CAZA DEL DIABLO

10.03.2022

POR SI QUERÉIS COMENZAR A SUMERGIROS EN SU LECTURA

SINOPSIS

Audrey Rose Wadsworth y Thomas Cresswell han aterrizado en los Estados Unidos, una tierra salvaje e intrépida comparada con las elegantes calles de Londres. Aunque, al igual que Londres, la ciudad de Chicago esconde muy bien sus secretos más oscuros. Cuando acuden a la Feria Mundial, un evento único, empiezan a dar con informes de personas desaparecidas y asesinatos sin resolver.
Audrey y Thomas comienzan sus investigaciones, que los conducen a un asesino en serie diferente a cualquiera que hayan visto antes. Identificarlo es una cosa, capturarlo es otra, especialmente dentro del Hotel Asesinato, que construyó como su aterradora guarida de tortura.
¿Podrá Audrey Rose, junto con su verdadero amor, resolver finalmente el último enigma? ¿O fracasará frente a su adversario más perverso?

RESEÑA REALIZADA POR BEGOÑA GALLEGO

Según iba avanzando en el libro estaba cada vez más encantada con él, con la forma de narrar de la autora, con la historia, con los personajes. He de decir que si fuese un libro aislado habría dado mayor puntuación, porque se ha convertido en una trama romántica preciosa. Pero al analizarlo en conjunto, como un libro de una saga, de la que se esperan asesinatos y resolución de los mismos, comparado con el resto, pierde mucha fuerza.

¿Por qué digo esto? Pues precisamente porque en esta ocasión la autora se ha centrado en la relación amorosa entre los dos protagonistas, describiéndola con total maestría, y dejando a un lado la característica principal del resto de libros de la saga. Haciendo que la capacidad deductiva de Thomas y Audrey pase a un segundo nivel, desterrando la trama policíaca y detectivesca a algo circunstancial.

Ha intentado ligar este libro con el primero para cerrar el ciclo de la saga uniendo ambos desarrollos, pero a mí personalmente me ha parecido excesivamente forzado. OJO, SPOILER: Lo que más me gusta de un libro de novela negra es que no se sepa quién es el asesino, pero no por desconocido, sino porque entre todos los personajes que aparecen en el mismo, el culpable, está enmascarado de tal forma que es imposible discernir quién es.

En esta entrega no sucede eso. El asesino es un desconocido que aparece casi a mitad del libro y que enseguida se desvela. Por eso digo que se resuelve de forma apresurada.

Por otro lado, el relato final, resumiendo las sensaciones de Thomas desde que hieren a Audrey en el libro anterior, hasta que se decide a pedirle matrimonio, a mi modo de ver sobra, ya que no aporta nada nuevo a la historia.

En resumen un buen libro romántico pero que pierde mucho en lo que se refiere a la parte que es más atrayente de la saga.